Accidentes infantiles
  • Cowoman
  • $
  • Crianza
  • $
  • Accidentes infantiles. ¿Cuáles son los más comunes y cómo actuar?

Accidentes infantiles. ¿Cuáles son los más comunes y cómo actuar?

Por CoWoman
12 de julio de 2024

Los accidentes infantiles constituyen la primera causa de muerte en niños y niñas de más de un año. Si bien la mayor parte de lesiones no tienen graves consecuencias, es necesario que las familias presten atención a la seguridad, conozcan los riesgos y cómo actuar ante estos. Para ello, es importante saber actuar en cada momento y las posibles situaciones en las que se pueden encontrar.

Las principales causas de accidentes infantiles son heridas, sangrados, traumatismos, quemaduras, picaduras, intoxicaciones, reacciones alérgicas, convulsiones, asfixia y parada cardiorespiratoria. Ante estas es importante saber cómo actuar, es decir, cuáles son los primeros auxilios.

Primeros auxilios en accidentes infantiles

Heridas

Es uno de los accidentes infantiles más habituales y puede ir desde un rasguño, muy común en las caídas, hasta una herida abierta y sangrante.

¿Cómo actuar?

Antes de realizar la cura, debemos lavarnos las manos con agua y jabón.

Si la herida es superficial podemos limpiar la herida con agua y jabón, aclarar bien y secar.

Si hay un sangrado activo, debemos realizar una presión directa con ayuda de unas gasas. En caso de que no pare, elevar la zona o extremidad lesionada para disminuir el sangrado.

En caso de presentar objetos clavados es muy importante no sacarlos y acudir rápidamente a urgencias para valorar que no haya un vaso sanguíneo afectado.

¿Cuándo acudir a urgencias?

  • Hay que acudir a urgencias en los siguientes casos:
  • No deja de sangrar
  • Herida profunda o con bordes muy separados
  • Si existen signos de infección (enrojecimiento, calor, inflamación, supuración de pus y/o fiebre)

Sangrado nasal

Es la salida de sangre por uno o dos orificios. Es escandaloso; pero acostumbra a ser benigno. Las causas más comunes son sequedad ambiental, resfriado e introducción del dedo en la nariz.

¿Qué hacer?

Debemos tranquilizar al niño o niña, colocarlo sentado y ligeramente hacia delante, comprimiendo el orificio nasal en forma de pinza.

¿Cuándo acudir a urgencias?

En caso que no pare después de 15 minutos, deberemos ir a urgencias.

Picaduras

En caso que sean producidas en dedos o manos debemos sacar anillos, pulseras y todo aquello que pueda apretar en caso que se produzca inflamación.

¿Qué hacer?

Las abejas cuando pican acostumbran a dejar el aguijón que se debe sacar raspando con un objeto recto como por ejemple una tarjeta. Ya que si sacamos el aguijón con pinzas podemos exprimir la vesícula venenosa. Después debemos limpiar con agua y jabón, aplicar frio local o pomada corticoide.

NO poner barro, NO rascar, NO saliva.

¿Cuándo acudir a urgencias?

Debemos ir a urgencias en caso que la zona afectada sea la boca o que presente signos de reacción alérgica grave.

Quemaduras

Pueden ser causadas por líquidos calientes, objetos, fuego, electricidad o productos químicos.

¿Qué hacer?

Lo primero que debemos hacer es retirar el foco de calor y retirar la ropa caliente, excepto si se ha enganchado en la piel.

Enfriar con agua y cubrir la zona con una gasa húmeda.

NO aplicar pomadas, NO romper ampollas.

¿Cuándo acudir a urgencias?

En caso de que las lesiones sean graves o estén situadas en cara, manos, pies, genitales será necesario ir a urgencias.

Intoxicaciones

Primero de todo debemos sacar la substancia de su alcance y averiguar qué ha tomado para poder hacer un mejor tratamiento, ya que será diferente en función del agente ingerido.

¿Cuándo acudir a urgencias?

Tenemos que retirar restos de la boca en caso de que los haya y llamar al 112, ellos nos indicaran si debemos ir al hospital. En caso de que vayamos, sería bueno llevar el envase del producto, si lo tenemos.

Para evitar estos accidentes se recomienda poner substancias peligrosas y medicamentos en una zona elevada fuera de su alcance.

Reacciones alérgicas

Pueden ser desencadenadas por alimentos, medicamentos, picaduras de insectos, polen u otras substancias. Si el niño o la niña tienen diagnosticada alguna alergia, deben tener siempre su medicación consigo.

¿Qué hacer?

Al principio la reacción es leve y produce ronchas, picor, estornudos, enrojecimiento o inflamación, para ello administrar antihistamínico oral y vigilar la progresión de los síntomas.

¿Cuándo acudir a urgencias?

En caso de empeoramiento, se puede observar mareo, vómitos, tos en aumento y/o también la inflamación con lo que podría derivar a una dificultad respiratoria y un cuadro de anafilaxia. En este caso debemos pedir ayuda al 112 rápidamente, retirar alérgenos y si tenemos adrenalina recetada inyectarla en el muslo sin necesidad de retirar la ropa.

Traumatismos

Estos accidentes infantiles son muy comunes y pueden ser heridas, hematomas y dolor en la zona golpeada. Y los diferenciamos según la zona afectada.

Traumatismos en extremidades

Debemos aplicar frio local, comprimir la zona para evitar hematoma y levantar la extremidad para disminuir la inflamación.

Si se observa deformidad, cambio de coloración o dolor que no calma, debemos inmovilizar e ir a urgencias.

Traumatismos en boca y dientes

Los dientes de leche acostumbran a luxarse o moverse, pero los dientes definitivos pueden romperse o salirse enteros.

¿Qué hacer?

En caso de ser un diete definitivo, que se salga debemos guardarlo en un recipiente con suero fisiológico o agua, e ir a urgencias, ya que es posible implantarlo de nuevo si vamos antes de los 30 minutos del accidente.

En caso de sangrado de frenillo debemos comprimir el labio con una gasa durante unos minutos.

Traumatismos en el pecho

Normalmente son causados por deportivos o de tráfico. Ante estos accidentes infantiles, debemos observar e ir a urgencias en caso de dolor intenso, dificultad respiratoria, expectoración de sangre o si a la tos el movimiento produce dolor.

El dolor torácico puede durar semanas y es normal que aumente en caso de palpación, tos o estornudar.

Traumatismos en el abdomen

Son muy comunes en las caídas en bicicletas o en accidentes de tráfico.

Debemos observar e ir a urgencias en caso de vómitos repetitivos, inflamación abdominal, palidez de piel o labios, dolor intenso y/o orinaos de con restos de sangre.

Traumatismos en la cabeza

Normalmente son producidos por caídas, accidentes de tráfico o deportivos y pueden ser leves o graves.

¿Qué hacer?

En caso que sea leve, debemos aplicar frío local y observación durante 24 horas posteriores.

¿Cuándo ir a urgencias?

Debemos ir a urgencias si es un bebé menor de 3 meses, hay una herida abierta que precisa puntos, hay pérdida de consciencia aunque solo sea de unos segundos, tiene vómitos repetitivos, dolor intenso, lloro incontrolado, tendencia a dormirse, comportamientos o movimientos extraños, inflamación o chichón grande, le sale sangre de la nariz y/u orejas.

Para evitar estos accidente debemos utilizar casco y sistemas de sujeción adecuadas.

En caso que sea grave debemos AVISAR al 112 y poner en Postura Lateral de Seguridad.

Convulsiones

La causa más frecuente es la fiebre, pero también pueden ser desencadenadas por bajadas de azúcar, medicamentos, tóxicos, golpes en la cabeza, enfermedades neurovasculares o infecciones.

¿Qué hacer?

Debemos mantener la calma y poner al niño o niña en un lugar seguro, retirando de su alrededor objetos con los que podría hacerse daño y poniéndolo en Posición Lateral de Seguridad.

Si es posible que alguien controle el tiempo de duración de la convulsión, si en 2 minutos no cede, AVISAR al 112.

En caso que tenga medicación prescrita administrarla según pauta.

Ahogo o asfixia

Puede ser leve donde tendremos un niñ@ consciente con tos efectiva, que puede respirar, hablar o llorar, y tiene buen color.

Muchas veces son producidas por objetos o alimentos ingeridos.

Debemos colocar en posición incorporada y estimular a que siga tosiendo.

Tendremos que vigilar signos de dificultad respiratoria, tos, afonía, arcadas.

En caso de que empeore, tendremos una sintomatología grave donde el niño está consciente pero con tos débil, empezará con dificultad respiratoria llegando al punto de no respirar, no poder hablar ni llorar y volviéndose su coloración un tono azulada. En ese momento, debemos pedir ayuda inmediata y sacar, el objeto o alimento, con el dedo en forma de gancho SOLO si es visible y accesible.

En caso de no poder hacerlo, probar con maniobras de Heimlich adecuadas a su tamaño y edad.

Ahogamiento

En pediatría la causa más común de parada cardiorespiratoria es secundaria a un ahogo o asfixia no resuelta.

Los ahogamientos aumentan con el buen tiempo en piscinas, lagos, ríos… Pero también se pueden producir en bañeras o piscinas pequeñas en el domicilio.

¿Qué hacer?

Lo primero de todo será sacar al niño del agua en caso que esté inconsciente pedir AYUDA sin dejar al niñ@ solo. Si respira sacar la ropa mojada, poner en Posición Lateral de Seguridad y tapar para que no coja frio.

En caso que NO respire AVISAR al 112 e iniciar maniobras de RCP.

La crianza en CoWoman

En CoWoman apostamos por un cuidado respetuoso de la salud, tanto de las madres como de los hijos. Acompañar y dotar de herramientas para el autocuidado de la salud es clave para la salud familiar. Para ello, contamos con un equipo de especialistas comprometido con esta visión integral de la salud infantil.

Lo hacen en un espacio acogedor, pensado en el confort de las familias a las que dedican todo el tiempo necesario para el acompañamiento en la crianza.

El equipo profesional de crianza de CoWoman está formado por una pediatra, una enfermera y una TCA

Lee, escribe, comenta y participa en el artículo de este blog.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete

Suscríbete

Apúntate a nuestro newsletter y no te pierdas ninguna novedad.

 

¡Te has suscrito correctamente!