Preguntas sobre lactancia materna

Lactancia materna. 5 preguntas frecuentes que me hacen en la sala de partos

Por Eva Martínez
12 de julio de 2024

Preguntas sobre lactancia materna. esta es una selección de lo que me preguntan en la sala de partos más frecuentemente. Una de las preocupaciones de una madre cuando acaba de dar a luz, ya sea parto o cesárea, es la lactancia materna.

Ha llegado el momento, nueve meses sin conocerse, ya está aquí con nosotros de una manera distinta, ahora a nuestro bebé ya no le suministra los nutrientes la placenta, ahora toca aprender madre/hijo, hijo/madre a realizar este proceso natural que muchas veces nos crea incertidumbres y preguntas, queremos hacerlo lo mejor posible para que todo funcione correctamente.

Desde mi experiencia, en la sala de partos y el quirófano obstétrico, las madres nos hacen una serie de preguntas a diario de las cuales he hecho una selección.

¿Cuándo me lo pongo al pecho?

Esta es la pregunta “top” que nos realizan el 99%  de las veces tras un nacimiento.

Para el amamantamiento es esencial que tanto el bebé como la madre se encuentren en óptimas condiciones, tanto si es parto como cesárea.

Es muy importante que el bebé termoregularice la temperatura. (si un bebé tiene frío no se coge al pecho). Todos sabemos que hay un cambio muy brusco de temperatura y cada bebé necesita su tiempo hay que respetarlo.

Al poner el bebé piel con piel ininterrumpidamente, se coloca de manera que el pecho esté cerca y que  nuestro pequeño/a al mismo tiempo que va cogiendo calor, sienta a su madre, la huela, huela su pecho y empiece a reconocerla. Esta será su fuente de alimentación y de supervivencia que todo mamífero necesita y se estrechará un vínculo único entre una madre e hijo/a para siempre.

Es de gran valor el apoyo profesional y familiar para una lactancia duradera y exitosa.

Se sugiere, y es muy importante, que la lactancia materna se inicie lo antes posible, dentro de las dos primeras horas de vida, es decir, ya desde sala de partos o quirófano obstétrico. (cada vez los protocolos en hospitales están más concienciados para que, ya sea parto vaginal o cesárea, se inicie la lactancia precozmente.)

El bebé nace en estado de alerta, tiene un pico alto de endorfinas, igual que la madre, y también de oxitocina que ayudará a contraer el útero. Hay que aprovechar la ocasión para empezar con la lactancia, ya que  el instinto de succión es muy alto,  después de dos horas el bebé entra en una fase de adormecimiento que dura horas. Con esto no  quiero decir que se cree angustia. Si existe algún contratiempo, tanto del bebé como de la mamá, y no se pudiera iniciar la lactancia desde sala de partos o quirófano obstétrico. Tanto el personal de planta, nurseras, como personal de neonatos están preparados y tienen herramientas para que se  reestablezca la lactancia materna lo antes posible.

¿Cómo me lo pongo al pecho?

Hay varias opciones en función de la comodidad de la madre, de la cama del paritorio, del tipo del pecho, si es voluminoso, tipo de  pezón, bebé de bajo peso o macrosoma. Siempre nos adaptaremos a cada situación.

Si la madre está en de cubito supino, es decir, mirando hacia arriba dejaremos al bebé encima del torso de la madre piel con piel, dejando que repte hasta que encuentre el pecho y, por ultimo, el pezón.

Si la instalación de la sala lo permite , la manera más cómoda tanto para el bebé como la madre es que esta se ponga la en decúbito lateral, es decir, de lado, la madre visualiza mejor a su pequeño/a cómo realiza toma.

Y esta será la que realicemos cuando hagamos colecho (dormir junto a él o ella)

¿Está bien cogido?

Esta es una pregunta que crea mucha angustia a las madres,

El agarre correcto es la base del éxito de la lactancia materna, de ahí la gran importancia de los profesionales de supervisar que la técnica que se está realizando es la manera correcta, la primera toma crea impronta.

Debemos visualizar un buen agarre:

Boca bien abierta, cuello del bebé recto, sea la postura que sea el cuerpo del bebé debe de estar pegado a la madre, el bebé debe de coger gran parte de la areola, la naricita y barbilla pegadas al pecho.(no os angustiéis si pensáis que el bebé se va a ahogar y no va a respirar, los bebés nacen con la nariz chata para que respiren por los lados, la naturaleza es sabia y si les faltara en algún memento el aire, ellos mismos retiran la cabeza hacia atrás). Y por último visualizar que los labios estén evertidos tanto uno como el otro.

¿Es normal que me duela dar el pecho?

NO, dar el pecho no debe doler, de ahí la importancia del buen agarre para que sea una lactancia exitosa y duradera.

Debemos de estar muy pendientes cuando se inicia la toma, si hay dolor hay que retirarlo del pecho y volver a empezar como ya he comentado anteriormente.

La lactancia requiere apoyo emocional constante para la madre tanto de las profesionales como de la pareja y  familiares.

¿Cuanto rato tengo que ponerlo/a al pecho?

La lactancia materna, es lactancia a demanda, es decir, es el bebé el que decide cuando quiere mamar y cuanto tiempo necesita.

Dependiendo de la constitución anatómica y fisiológica de la madre las tomas podrán serán más o menos largas. En el artículo anterior hay una explicación detallada al respecto

Lee, escribe, comenta y participa en el artículo de este blog.

Sobre la autora

TCAE, asesora de lactancia y puericultora. Eva Martínez acumula más de 30 años cuidando de recién nacidos y de sus madres. Su trabajo actual en la sala de partos le permite conocer la situación de cada mamá y cada bebé, y ese punto de partida en la nueva etapa de sus vidas.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete

Suscríbete

Apúntate a nuestro newsletter y no te pierdas ninguna novedad.

 

¡Te has suscrito correctamente!