Hablar de sexualidad con tus hijos e hijas

Hablar de sexualidad con tus hijos e hijas: guía para las familias

Por Marta Díaz Torres
15 de junio de 2024

Hablar de sexualidad con tus hijos e hijas. ¿Cuándo empiezo a hablar de sexo con nuestros hijos e hijas? ¿Cómo debo hacerlo? Seguro que en algún momento de la crianza te has hecho o te harás esta pregunta.

Antes de entrar más en profundidad, debemos tener claro, que todas las explicaciones que demos a nuestros peques deben ser acordes a nuestros valores y creencias, si no es así, no seremos capaces de mantener un discurso positivo en el tiempo, y sabemos que la sexualidad la debemos acompañar durante un largo tiempo, para que logren vivirla con libertad y placer.

Volviendo al cuándo… La sexualidad está presente a lo largo de la vida de las personas desde que nacemos, somos seres sexuados y, por lo tanto, estará presente en cada una de nuestras etapas vitales. Evidentemente, no se expresa igual en cada una de estas etapas, no es lo mismo lo que experimenta un adolescente, que un niño/a que una persona adulta.

Además, se expresará de manera diferente en cada uno de nosotros, y dependerá, entre otras cosas, de factores como la cultura y la educación.

Hablar de sexualidad con nuestros hijos e hijas. ¿Cómo y cuándo?

Según diferentes estudios, parece ser que el mejor momento para iniciar la educación sexual serían los siete primeros años de vida, entre otros motivos, porque los pequeños están completamente abiertos a hablar sobre este y cualquier otro tema.

Por lo tanto, son en estos primeros años cuando debemos dar respuesta a sus dudas sobre la sexualidad, si no encuentra respuestas en su ambiente familiar, lo hará en otras fuentes, como sus amigos, y más tarde a través de internet. Además, podríamos estar eliminando la oportunidad de hablar de este tema en el futuro, cuándo tú quisieras hablar sobre sexo, igual a él o ella ya no le interesa lo que le puedas explicar.

¿Por qué nos cuesta hablar de sexualidad?

Porque la gran mayoría de nosotros no hemos estado educados en ella, y, por lo tanto, no tenemos un modelo.

Culturalmente, hablar de sexo, se ha relacionado con algo negativo, con vergüenza y culpa, y aunque nos pese, esto lo llevamos interiorizado.

Es muy difícil hablar con nuestros hijos de lo que nunca se nos ha hablado.

¿Qué te podría ayudar?

Cambiar la visión, no vamos a hablar únicamente de copular, con sexualidad nos referimos a amor, relaciones de pareja, autoconocimiento, placer, enamoramiento, maternidad, paternidad, familia… todo esto es bonito…

¿De qué manera podríamos empezar?

Podríamos, por ejemplo, hablar del cuerpo

Nombrar todas sus partes por sus respectivos nombres y acostumbrarnos, desde que son muy pequeños, a pedirles permiso para tocar sus genitales. Así fomentamos el autoconocimiento, el respeto y la aceptación de cuerpos diversos.

Y sobre todo, empezamos a hablar de consentimiento de una manera sencilla y cotidiana.

Hablar de placer. Los niños y niñas tienen sensación de placer en sus genitales, ya que disponen de todas las terminaciones nerviosas. Si no les hablas sobre estas sensaciones o no les contestas a las preguntas sobre ellas, entienden que es algo negativo, que no pueden hablar contigo. Simplemente, no obvies su sensación de placer, la realidad es que acariciarse el pene o la vulva genera una sensación placentera.

Piensa que los niños sienten curiosidad por todas las partes de su cuerpo, e igual que se tocan otras zonas, lo harán con sus genitales. No reprimas esta necesidad, ya que es natural y sana. Lo que sí puedes hacer es ayudarles a entender ciertas normas sociales que aún no conocen, explicándoles que está muy bien que se toquen, pero que lo deben hacen en la intimidad. NO es necesario darles grandes explicaciones, solo enséñales la norma y acompáñalos con amor.

¿Así evitaremos los abusos sexuales?

La educación sexual es probablemente el pilar más importante para la prevención de los abusos sexuales. 

Serán capaces de entender las normas para poder vivir una sexualidad saludable, libre de coacciones y abusos, y además podrán hablar de manera segura con sus familias y educadores. Pero al final, todo se resume en estar presentes y accesibles para poder responder a todas sus preguntas.

En CoWoman somos especialistas en salud sexual y reproductiva, si necesitas asesoramiento de nuestra sexóloga y matrona, Marta Díaz, reserva cita ahora.

Lee, escribe, comenta y participa en el artículo de este blog.

Sobre la autora

Ya de bien pequeña lo tenía claro: quería acompañar a las mujeres en el nacimiento, y ¿qué mejor profesión que la de matrona? Y esa es la especialidad que ejerce desde hace ya 12 años, además de asesora de lactancia y experta en sexualidad humana y educación sexual.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete

Suscríbete

Apúntate a nuestro newsletter y no te pierdas ninguna novedad.

 

¡Te has suscrito correctamente!