Salud sexual

Salud sexual. ¿Qué es?

Por Yolanda Ribas
15 de junio de 2024

La salud sexual puede verse alterada dando lugar a las llamadas «disfunciones sexuales». Para entender cómo puede llegar a alterarse la sexualidad (disfunciones sexuales), es importante conocer primero cómo se define y cuándo consideramos que una persona la goza de manera saludable.

¿Qué es la sexualidad?

En 2006, la OMS define sexualidad como “un aspecto central del ser humano, presente a lo largo de su vida. Abarca al sexo, las identidades y los papeles de género, el erotismo, el placer, la intimidad, la reproducción y la orientación sexual. Se vivencia y se expresa a través de pensamientos, fantasías, deseos, creencias, actitudes, valores, conductas, prácticas, papeles y relaciones interpersonales. La sexualidad puede incluir todas estas dimensiones, no obstante, no todas ellas se vivencian o se expresan siempre. Está influida por la interacción de factores biológicos, psicológicos, sociales, económicos, políticos, culturales, éticos, legales, históricos, religiosos y espirituales”.

La sexualidad humana se caracteriza por la relación armónica de estos factores. De esto depende que la persona disfrute de su salud sexual.

¿Qué es la salud sexual?

La salud sexual consiste en el bienestar y en la confianza, y no solo en la ausencia de enfermedad. Pertenece a todo el ciclo vital de las personas, sean jóvenes o mayores. Conocer la sexualidad en la infancia, en la adolescencia y en la madurez y respetar su desarrollo en cada etapa (el cuerpo y la persona viven muchos cambios), permite acercarse a la salud sexual individual. 

La respuesta sexual humana

La respuesta sexual humana está dividida en fases en las que se dan cambios neurológicos, vasculares, hormonales, musculares en todo el cuerpo (no solo en la zona genital).

Cuando encontramos alteraciones en las fases de respuesta sexual…

Cuando encontramos alteradas una o varias fases de la respuesta sexual, hablamos de «sexualidad disfuncional».

El córtex cerebral es muy importante para facilitarla o inhibir esta respuesta. Es la delgada lámina de materia gris que cubre la superficie de los hemisferios cerebrales, en ella se dan: la percepción, la imaginación, el pensamiento, el juicio y la toma de decisiones.

¿Por qué pueden producirse disfunciones?

Dificultades para «dejarse llevar»

Para que se dé una buena respuesta sexual, necesitamos suprimir todo intento cerebral por controlar. Sería lo que comunmente llamamos “dejarse llevar”, conectar con tu relajación, con tu confianza, y no dar espacio a otros pensamientos del tipo: «después tengo que entregar un documento», «no sé si huelo bien, no me he depilado…»

Es importante escucharse y si en el momento de dejarse llevar, aparecen sensaciones corporales desagradables en la vagina, se debe cesar en el mantenimiento de la sensación y consultar con un/a fisioterapeuta especialista en salud sexual, para solucionar el problema.

Procesos biológicos naturales

Los procesos biológicos naturales propios del desarrollo de la persona pueden alterar la respuesta sexual (embarazo, postparto, menopausia), o enfermedades de origen genético, congénito, degenerativo o infeccioso, tratamientos farmacológicos o quirúrgicos, o la ingesta de alcohol o drogas.

Alteraciones emocionales

Las alteraciones emocionales y determinados ambientes o experiencias que rodean a la persona influyen en la sexualidad: el estrés, el cansancio intenso, la depresión, las respuestas de defensa, conflictos laborales o de relaciones, la relación de los padres entre sí, la educación represiva, ideas religiosas.

Todas estas situaciones coinciden en la ansiedad que pueden despertar en la persona por anticipación al fracaso, exceso de autocrítica en las relaciones sexuales, miedo al rechazo, culpa por disfrutar del placer (esas respuestas de defensa en forma de pensamientos o sensaciones contra el placer).

Las personas que se han desarrollado con ciertas creencias como: el pensamiento sexual es sucio, cuando son adultas, pueden tener dificultades en poner imaginación a su sexualidad y dejarse llevar por el erotismo y la seducción. Creer que es imposible conseguir ser creativ@s provoca que nuestra creatividad e imaginación se duerman en nuestro interior. 

Altas expectativas

Hoy en día existe una búsqueda constante y exigente del máximo placer en todas las actividades de la vida. Cuando las personas viven unas expectativas desmedidas desde la exigencia, se acercan a la disfuncionalidad.

Falsas creencias y falta de información

La suma de falsas creencias en cada etapa vital, de mitos y tabúes que rodean a la sexualidad, la falta de información o información incompleta que no se contrasta, también derivan en modificar la salud sexual de la persona.

El aprendizaje sexual y la necesidad de una sexualidad consciente

La mayoría de consultas con el fisioterapeuta sexual tienen su origen en el aprendizaje sexual que ha tenido la persona en su vida. En muchas familias se ha silenciado hablar de sexualidad y de los genitales. Para acompañar a estar personas a reflexionar sobre su salud sexual, el experto en fisioterapia necesita tener un enfoque holístico, que abarque los diferentes aspectos de la vida de la persona: ¿cuál es tu religión? ¿Has podido explorar tu cuerpo, descubrir sus partes y cómo funcionan, qué necesitas? ¿Qué es el placer para ti? ¿Cómo lo vives?

En breve, en otro texto, os hablaré de las disfunciones sexuales femeninas.

¿Cómo te puede ayudar una fisioterapeuta especialista en fisiosexología?

Te invito a reflexionar a partir de estas preguntas sobre sexualidad, que te ayudarán a ver si existe un espacio de mejora en tu salud sexual, ¿qué espacio ocupa en tu vida? ¿Cómo la sientes de manera individual? ¿Y compartida, si la tienes? ¿Cómo cuidas tu suelo pélvico? ¿Te permites el placer?

En CoWoman podemos ayudarte a resolver problemas como dolor en la vagina, en las relaciones sexuales y la pérdida de la función erótica.

Si necesitas aprender o desaprender y volver a aprender, poner nombre a zonas de tu cuerpo, descubrir el movimiento de tu suelo pélvico y mucho más para dar forma a tu salud sexual o tratar cualquier alteración de la sexualidad que te dificulta estar en ella, me encantará acompañarte en el camino hacia tu naturaleza sexual!. Te espero, te esperamos!

Un abrazo cariñoso.

Lee, escribe, comenta y participa en el artículo de este blog.

Sobre la autora

Fisioterapeuta especialista en salud de la mujer, uro-ginecología, obstetricia, parto y movimiento y fisiosexología (salud sexual).

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete

Suscríbete

Apúntate a nuestro newsletter y no te pierdas ninguna novedad.

 

¡Te has suscrito correctamente!